Esta pregunta me la han hecho en varias ocasiones y la he compartido con colegas de profesión y, como suele ocurrir, hay opiniones para todos los gustos.

Los hay que opinan que la persona que se dedique al coaching tiene que tener el título de psicólogo, otros opinan que no hace falta, y todas las posibles combinaciones que os imaginéis.

Para los que nos dedicamos a “orientar” a personas, yo opino que cuántos más conocimientos tengamos, mejor. De hecho creo que cuánto más ofrezcamos a nuestros clientes, más lejos podrán llegar por si mismos.

De hecho la pregunta podría ser, para hacer coaching con emprendedores habrá que tener experiencia en creación de empresas?

Yo soy ingeniero industrial y emprendedor  y os puedo decir que en mis sesiones de coaching uso herramientas que he aprendido como ingeniero y como emprendedor. Por ejemplo, diagrama de procesos, schedule para planes de acción, modelos de negocio, etc.

Para mi la psicología y el coaching son complementarios.

Si lo que tienes es una patología y necesitas de un diagnóstico, necesitas un psicólogo. El psicólogo trabaja patologías buscando soluciones a ellas.

Si lo que quieres es marcarte un objetivo o trabajar uno que ya tienes, entonces necesitas un coach. El coach trabaja “acción para conseguir objetivos”.

Afortunadamente la oferta es variada, así que si sientes que algún aspecto de tu vida no va tan bien como te gustaría, te sugiero que tengas una sesión con un psicólogo/a y otra sesión con un coach. Explora, compara y Tú eliges.

Personalmente, si tengo un caso al que no puedo llegar porque aparezca una patología que, evidentemente no voy a tratar, derivo el caso. De hecho si en un proceso de coaching te pones es modo “psicólogo”, sigue siendo un proceso coaching?

Mi experiencia de consultor me podría permitir en un momento de la sesión ponerme en modo “consultor”, pero no lo hago. Lo que hago es compartir herramientas para que las trabaje (mapas de empatía, mapas de procesos, planes de contingencia, etc) pero siempre desde una postura de no emitir juicios ni aconsejar. De hecho no sería la primera vez que ofrezco una herramientas y me dicen que no quieren usarla. Esa es mi labor, ofrecer. La del cliente, elegir.

Dicen que quieren hacer que el coach sea una formación reglada, es decir, que se estudie en las universidades. Mi opinión? Estoy encantado de que esto del coach se normalice y sea visto como una profesión imprescindible en nuestra sociedad. pero, por favor, no se nos olvide que aquí lo más importante es… el CLIENTE!

Photo source: http://ciclog.blogspot.com.es/